viernes, 12 de diciembre de 2014

Desarticulada banda organizada que comercializaba ropa falsificada a gran escala.

Disponían de un piso alquilado donde almacenaban toda la mercancía, que luego distribuían a otras provincias de España y a través de la venta ambulante en los distintos municipios de la provincia de Málaga. Tenían ropa interior, polos, chaquetas, pañuelos, camisetas, jerséis, camisas, sudaderas, equipación de varios equipos de fútbol, zapatillas deportivas y complementos como bolsos, monederos, relojes y bolígrafos. Artículos de primeras marcas de hasta un total de 62 marcas comerciales diferentes. 

La Guardia Civil ha detienido un grupo organizado -ocho personas de nacionalidad senegalesa- dedicado a la comercialización de artículos de marcas falsificadas a gran escala y a través de la venta ambulante. Durante la Operación se han aprehendido 20.500 prendas de vestir y complementos falsificados y más de 16.000€ en efectivo. El dinero obtenido de la venta de estos artículos era enviado a Senegal en pequeñas cantidades a través de empresas de envío de dinero.

La operación, Mochilero 2014, se inició el pasado mes de agosto y en una primera fase fueron identificadas y detenidas los ocho integrantes del Grupo como supuestos autores de un delito contra la propiedad industrial y blanqueo de capitales. Dicho grupo estaba formado por el cabecilla y el resto de miembros que se dedicaban a la venta ambulante de los artículos falsificados que portaban en una mochila de gran tamaño.
Según los datos obtenidos durante la investigación se pudo comprobar que los detenidos compraban la mercancía falsificada en distintos países (Portugal, Turquía…), las cuales recibían a través de empresas de transporte en pequeñas cantidades, al objeto de eludir los controles de aduanas y policiales.

Asimismo, en el estudio de la documentación incautada se ha podido comprobar que el supuesto cabecilla del Grupo, en los últimos años, había obtenido ingresos bancarios superiores a 130.000 €, los cuales posteriormente había enviado a su país, Senegal, a través de pequeñas cantidades mediante empresas de Envío de Dinero.

Se han practicado 3 registros domiciliarios en la localidad de Mijas, todos ellos se encontraban en el mismo edificio, siendo uno de ellos el domicilio del cabecilla, en otro residían varios miembros del Grupo y el tercero era utilizado como almacén. El primero de ellos se realizó en el piso utilizado para almacenar la mercancía recibida, dónde fueron aprehendidas 20.500 prendas de vestir, siendo principalmente ropa interior, polos, chaquetas, pañuelos, etc. En los 2 siguientes registros, también en la localidad de Mijas, se intervino más de 16.000 € en efectivo, perteneciente al cabecilla de la organización, numerosa documentación material informático y teléfonos móviles. (FUENTE. DIARIO SUR).

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Emoticonos en sellos de correos



Hasta hace poco tiempo los emoticonos, esos dibujos que tratan de expresar emociones, eran patrimonio exclusivo de internet y de las redes sociales, donde tan profusamente están siendo utilizados bien como refuerzo psicológico del texto o incluso como único componente del mismo.

La fotografía que acompaña a estas letras corresponde a un sello de correos de España en el que se puede apreciar un emoticono, por lo que cabe concluir que estos elementos gráficos comienzan a conquistar también el sistema postal tradicional.

Creo que los emoticonos son un nuevo lenguaje y que como tal está en plena fase de expansión una vez consolidado en nuestros mensajes escritos.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Policía infiltrado entre los Ultra Sur durante dos años.

Se hace llamar David Madrid, es policía nacional y uno de esos valientes que arriesgan su vida por obtener información de un grupo radical siendo uno de ellos. No debe de resultar sencillo fingir durante dos años ser un neonazi de los Ultras Sur con el permanente temor a ser descubierto, dedicar 24 horas al día a hacer ese papel y asumir que pasarás el resto de tu existencia aprendiendo a convivir con la certeza de que aquellos «compañeros» a los que engañaste sueñan con cruzarse contigo por haberles traicionado.

David recalca que, en realidad, lo más difícil fue acceder a ellos. Diseñar al milímetro el plan, su coartada, cómo entrar, a través de quién, buscar el momento, andar con pies de plomo hasta ganarse su confianza y, sobre todo, no tener prisas en «caerles bien». Fue hace más de diez años y con «el atrevimiento que te da la juventud». No era exactamente un recién salido de Ávila, pero casi. «Mi jefe me lo propuso y lo único que pedí es que confiaran en mí, contar con un equipo y una cobertura. Cuando estás solo, necesitas hablar con alguien, saber cómo hacerlo, sentir que están contigo». Cree que confiaron en él porque daba «el perfil». «Me he criado en la calle, en un barrio cualquiera y la perspicacia, los instintos, se te agudizan. Supongo que fue eso», reflexiona en el reservado de un bar. ¿El objetivo? Saber quiénes son, dónde van, cómo piensan: «Poner nombres a caras».

«Estuvimos seis meses preparándolo y dos años dentro. En ese tiempo te tienes que creer tu papel. Te va la vida en ello, literalmente», admite. Durante ese tiempo de preparación casi tuvo que hacer un máster en radicalismo nazi. «Cómo piensan, qué les gusta...Vas entrando en el ambiente y para ello hay que estudiar mucho». Fueron meses de encierro y estudio sin descanso para aprenderse letras de canciones de R.A.C (Rock Against Communism o Rock Anti Comunista) que encabezan grupos como Batallón de Castigo o Estirpe Imperial, libros de cabecera del nacionalsocialismo, conocer las marcas de ropa que les identifica, cómo atarse las botas, diferenciar distinta simbología fascista.... Todo hace apología de la violencia extrema contra los «rojos» o «guarros», los inmigrantes, los homosexuales, la Policía e incluso los periodistas. «Aunque no lo parezca, muchos son gente culta, hay muchos licenciados en Derecho. Tienen bufetes especializados en la defensa de los grupos ultras para el recurso de las actas que les levantan por meter en el estadio bengalas, navajas... Tienen la infraestructura. Hasta huchas para pagar abogados. No son cuatro amigos, hay mucho más detrás», insiste. A un grupo tan cerrado y peligroso como los Ultras Sur no puedes llegar y decirles: «Hola, quiero ir con vosotros». Alguien te tiene que presentar: «Después de una investigación, nos decidimos por alguien que podía ser accesible y tiramos por esa vía».

Fue en la universidad. David se «matriculó» en Derecho para ser compañero de clase de uno de los integrantes de este grupo ultra. En realidad no era un alumno ni había pagado su matrícula, pero nadie sabía eso. En la universidad tenían otro rol. Ambos fingían: David era policía y esta persona, un violento fascista que descargaba sus odios desde el Fondo Sur del Bernabéu. «Por la calle, en su vida “normal”, no van estéticos, a no ser que vayan a un concierto, a una manifestación o al fútbol. Te sorprenderías», advierte. Comenzaron a ser compañeros y él, poco a poco, fue haciendo ver que su mundo era parecido al suyo, que compartían formas de pensar. «Un día él desliza un comentario; otro, una mirada cómplice». Comienzan las preguntas, él se interesa por su vida y David responde con cuidado. «Me inventé pocas cosas. Cuanto menos mientas, mejor. Nunca dejas de pensar que puede verte tu vecina y llamarte por tu nombre o preguntarte por tu hermana. Seguí viviendo en el mismo sitio. Casi nadie sabía que era policía y no tuve ese temor».

La amistad se va forjando hasta que un día su compañero de clase le propone ir al fútbol. Bingo. Ya tenía «padrino». «Nunca llegas a decir: “Ya estoy dentro”. Sólo piensas: ‘‘Ya puedo ir con ellos’’». Son grupos muy cerrados, «que se conocen mucho y tienen mucho que callar unos de otros». Son gente con menos antecedentes policiales que delitos.

De aquel primer partido David recuerda pocas cosas. Pero sí sensaciones. «¿Qué sentí?: ojos». Todos le hicieron la ficha. «Me sometieron al mayor escrutinio que jamás me han hecho: quién es éste, de dónde viene, quién responde por él... Mi padrino era alguien muy respetado». La perfecta y recurrente coartada era la misma: «Yo no lo he propuesto. Me lo han propuesto». Que se te noten las ganas por conocer y participar podía «cantar».

«Para no mostrarme nervioso tenía que creerme mi papel. Eso, y saber que tienes un teléfono móvil que te está mirando, porque no sólo notaba los ojos de los malos, también de los compañeros que están cerca». Esa cobertura no siempre estaba al lado. Las reuniones clandestinas para preparar manifestaciones, celebraciones del 20-N en el Valle de los Caídos, conciertos... «Estaban a cinco minutos». Dice que el miedo te mantiene en alerta, pero que la tentación de echar mano de ese móvil de «emergencia» la tuvo varias veces. «Siempre tienes la sensación de que te han descubierto. Siempre tienes la sensación de que vas a tener que echar mano del móvil, sobre todo cuando se calienta el ambiente. Teníamos muy claro nuestro límite, hasta dónde podíamos llegar y no merecía la pena ver violencia».

Y es que una cosa es ir con ellos y otra «ir de cacería». Para esto, tiene que pasar más tiempo. «Cuando hay alguien nuevo no lo van a hacer. Y salir de caza no es ir a buscar a los del equipo contrario, sino al que piensa diferente. No es una rivalidad futbolística, es ideológica. Sólo tiene que ser un “guarro”», que es como denominan los neonazis a los individuos de extrema izquierda. Sin embargo, sí sabía cuándo iban de caza y por dónde; con eso valía.

Aunque no se veían todos los fines de semana (cuando había partido, siempre), comenzó a hacer otros planes con ellos. «Lo que hace cualquier joven: quedar para beber y ligar en garitos de su estilo con chicas de ese rollo». Beben muchísimo. Las drogas están peor vistas en el mundo neonazi, eso es de «guarros».

Siempre tuvo claro que «sólo» era trabajo, pero cuando David se planteó seriamente qué hacía allí con esa gente fue en un concierto de Batallón de Castigo y otros grupos del estilo. «Me vi cantando esas letras, estaba solo y en un sitio apartado de Madrid... Pensé: ‘‘Si ahora me ve aquí uno de la academia o entra un grupo de guarros, no salgo vivo”. Y siempre tienes la duda de si tus “amigos” te creen o no». Hubiera sido una ocasión perfecta para preparar una emboscada a David y cargárselo. «Esos días viví el pleno apogeo de la exaltación de la ideología, a ver quién pegaba más y mejor, exhibición de tatuajes...».

A lo largo de esos meses, gracias al trabajo de David, muchos Ultras fueron «casualmente» filiados por la calle (un agente les solicitó el DNI) y se recolectó muchísima y valiosa información que aún a día de hoy es casi «la Biblia» para los agentes de la Brigada de Información. David es reacio a explicar cuándo y por qué se decide dar por terminado el trabajo «desde dentro». Se deducen motivos: no parece que su trabajo estuviera ni reconocido ni remunerado. En algún momento sintió que le habían dejado «tirado» y llegó un día en el que se dio cuenta de que aquello no le compensaba. Aun así, volvería a infiltrarse, «aunque con mis condiciones».

Pero ¿cómo se sale de un grupo así? «Simplemente, dejas de ir. A clase, al fútbol... Tu “padrino” te llama, te escribe.... pero no lo coges». Esa persona que le introdujo probablemente estuvo en peligro ante el resto del grupo. Se la habían «colado». Lo más llamativo de todo es que David les ha vuelto a ver las caras en la Brigada de Información. «Yo les he detenido y me han visto». Una provocación que podría haberle traído consecuencias. «Ellos saben muy poco de mí. Yo de ellos, mucho».

David ahora es formador sobre grupos urbanos violentos del Sindicato Unificado de Policía (SUP) e insiste en la importancia de educar en valores para erradicar a estos grupos. «No es sólo el deporte, hay cinco escenarios: fútbol, conciertos, manifestaciones, gimnasios y todo unido por internet. El fútbol les importa muy poco». Buscan un sentimiento de pertenencia. «Mola mucho y engancha. Cuando entras a un bar y la gente se calla. Y cuando entra el tonto y le dices “calla imbécil” y todos te respetan. El ser humano es así, somos gregarios. Fuera de ese rol, no sienten eso. Tienen familia, hijos... Pero le dan un beso a su hijo y se piran a ser ultra de fin de semana y a cantar: “Ey, negro, vuelve a la selva, Europa es blanca y no es tu tierra”». (FUENTE: LA RAZÓN).

jueves, 4 de diciembre de 2014

La víctima tenía grabadas las amenazas de los dos detenidos por su muerte.

Hubo un tiempo en que las únicas dos familias que habitaban la remota y desmoronada aldea ourensana de Santoalla compartían la matanza del cerdo con la llegada del frío. Los recién llegados, hace 17 años, eran un matrimonio holandés que soñaba una vida de aguas limpias, aire puro y ganadería ecológica, lejos de Ámsterdam. Y aprendieron la tradición de los nativos, de la única familia que quedaba en el pueblo después de la estampida emigrante que dejó medio centenar de casas vacías. Pero la armonía no duró demasiado. Los extranjeros descubrieron que tenían derechos sobre el monte comunal y lo reclamaron en los juzgados.

Así que la guerra se desató en este paraje montañoso, bello y desolado del municipio de Petín. Y el vecino holandés, Martin Albert Verfondern, empezó a registrar en vídeos y fotos todos los choques violentos que se sucedían en Santoalla. Hace casi cuatro años, el 19 de enero de 2010, a punto de cumplir los 53, lo mataron. Escondieron su coche y su cadáver en un monte a 12 kilómetros en línea recta. Los restos, roídos por las alimañas, aparecieron el pasado mes de junio. En el disco duro del holandés también quedaron grabadas varias amenazas que ahora, a la luz de los acontecimientos que se han precipitado esta semana, cobran un cariz siniestro. 

Una juez de O Barco de Valdeorras decretó prisión provisional por presunto homicidio para Juan Carlos Rodríguez González, el vecino discapacitado psíquico que, en una de las grabaciones que Verfondern hizo llegar a EL PAÍS cuatro meses antes de desaparecer, dice que va a por él: “Voy a por ti. Que estás muy gordo ya para matarte”. Rodríguez fue detenido el sábado pasado y confesó ante la Guardia Civil el domingo. Eso de “voy a por ti” era la respuesta, rifle al hombro, del miembro del clan local a una pregunta formulada por el holandés: “¿Vas por el jabalí?”. En aquel momento la contestación podía parecer una broma, un juego de palabras en referencia a los animales que mataban, pero Verfondern no lo veía así. Intuía su final. Y en aquellos meses viajó a su país para contratar un seguro de vida. Y pidió a su esposa, Margo Pool, que si moría no lo repatriase: “Cuando me muera me pones en la tierra con un letrero que diga ‘Aquí crece Martin, el holandés de Petín”.

El labrador extranjero creó su propia teoría sobre aquella “peligrosa” convivencia: lo llamaba “terrorismo rural”. No salía jamás de su casa —situada en el extremo opuesto del pueblo a la de sus enemigos— sin una cámara o el teléfono móvil presto a disparar. Así, a lo largo de sus últimos años, sobre todo desde febrero de 2009 hasta que se esfumó sin dejar rastro aparente en 2010, fue haciendo acopio de un archivo gráfico que en parte fue a parar al juzgado y en parte a algunos medios de comunicación. En la recopilación que facilitó a este periódico en septiembre de 2009 constan fotografías de las personas que, según comentaba entonces, podrían acabar siendo sus verdugos. También hay imágenes de animales enfermos, agonizantes o muertos. Y otros ya en cadáver descarnado, abandonados en el cauce del otrora riachuelo cristalino junto a un cúmulo de inmundicia, electrodomésticos rotos y un coche oxidado. Empeñado en llevar a cabo su proyecto vital en medio de una naturaleza casi virgen, Verfondern clamaba contra el atraso de la aldea y denunciaba que sus vecinos se lo hacían “imposible” practicando el “maltrato animal” y tirando basura al río.
 
Después de llegar hasta Argentina buscando un lugar “libre de energía nuclear”, Verfondern y Pool compraron una casa en Santoalla hace ahora 17 años. Al principio comían en la mesa de los Rodríguez, compartían aperos, usaban su agua caliente y su teléfono. Pero la disputa por los montes comunales, casi 500 hectáreas de pinar con mucha madera que vender, despertó el odio mutuo. El alcalde de Petín, Miguel Bautista, comentaba poco antes de la desaparición de Verfondern que para colmo habían pasado por el pueblo “las eólicas” y les habían “calentado la cabeza a todos”, con la promesa de 6.000 euros por cada uno de los 25 molinos que querían instalar. “Espero que la sangre no llegue al río”, concluía sin saber lo que se avecinaba.

Juan Carlos Rodríguez, de 47 años, y su hermano Julio, de 51, fueron arrestados el fin de semana pasado. El primero en confesar fue el menor, con una minusvalía del 70%. El mayor se resistió, pero el lunes admitió su colaboración. La juez le prohíbe acercarse a Santoalla y a la viuda de Verfondern. Reconocieron que el extranjero murió de un disparo, y la Guardia Civil halló en un registro la pistola que los agentes suponen el arma homicida. Además de la muerte que se le imputa al primero, el instituto armado también habla de un posible delito de tenencia ilícita de armas. No obstante, los Rodríguez eran cazadores y usaban escopetas.

Verfondern grabó también sabotajes a sus cosechas; la muerte lenta de una oveja abandonada a su suerte; o el supuesto garrotazo del patriarca del clan, ofendido por su continuo trasiego cámara en ristre. Y mandó instantáneas del golpe que recibió en la nuca “con el mango de un hacha” y del dedo que, según denunció en el juzgado, le rompió a palos el octogenario padre de Carlos y Julio. “Ya me han atacado con el hacha, con palos, con hoces...”, resumía, “y cualquier día Carlos me dispara: tiene el cerebro de un niño de 10 años. Cuando se pone nervioso grita ‘¡voy a coger el rifle!”. 

La larga búsqueda:
  • Martin Verfondern desapareció el 19 de enero de 2010. Bajó a los pueblos grandes, O Barco y A Rúa, a comprar comida y enviar correos en un cibercafé. Al regresar a la aldea se topó con la persona que lo mató.
  • Su cuerpo fue trasladado por pistas de montaña dentro de su propio coche, un aparatoso Chevrolet Blazer, y abandonado en un pinar del municipio vecino de A Veiga, a 12 kilómetros en línea recta.
  • Los vecinos siempre fueron sospechosos, pero no hubo ninguna prueba material contra ellos hasta que el 18 de junio pasado un helicóptero vislumbró el coche entre los árboles.
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/12/01/galicia/1417467926_616260.html
 
(FUENTE: EL PAÍS).

domingo, 30 de noviembre de 2014

USA: Abogados buscan lingüista forense para defender a tres acusados de asesinato.


Estados Unidos: los abogados defensores buscan un perito judicial lingüista forense que rebata la opinión de su homólogo contratado por el Fiscal, quien ha revisado y cotejado innumerables correos electrónicos de los tres acusados de asesinato con los enviados a las víctimas, para determinar si su autoría coincidía.

La sociolingüística forense trata de determinar la autoría de un anónimo escrito con ayuda de teclado tales como correos electrónicos, mensajes, foros, etc.. También sirve para trazar el perfil del autor de un anónimo, sea manuscrito o mecanizado, investigando sobre su rango de edad, sexo, nivel cultural, profesión u origen entre otras características personales.


The January murder trial for three defendants in the so-called Facebook murders in Johnson County could be derailed if defense attorneys cannot locate a forensic linguistic expert by then to rebut a state expert.

There could also be a severance of one of those defendants, who wants a speedy trial and to whom the linguistic evidence does not apply.

The three — Jamie Curd, Jenelle Potter and Barbara Potter — is slated to begin Jan. 6. A fourth person, Marvin Potter, who is Barbara Potter’s husband and Janelle Potter’s father, has already been tried and convicted in the case. He’s serving a life sentence.

The other three were scheduled for a motion hearing Monday before Senior Judge Jon Kerry Blackwood. The Potters and Curd are accused of killing Billy Payne Jr. 36, and Billie Jean Hayworth, 32, after a social media dispute between the couple and Jenelle Potter that ended in her being “defriended” on Facebook, prosecutors have said.

The murders happened in Johnson County, but the case was moved to Jonesborough due to pre-trial publicity.

Jenelle Potter’s father, Marvin Potter, and Curd, a friend of the Potters, are allegedly the two who actually killed Payne and Hayworth. Jenelle Potter’s mother, Barbara Potter, is also charged. 

Prosecutors have not detailed what role the women played in the murders. After the women were indicted, Assistant District Attorney General Dennis Brooks only said investigators spent countless tedious hours obtaining email communications in order to charge them.

Brooks has previously said he has a forensic linguist who has reviewed the emails to determine who wrote them. He said the expert can look at a person’s known communications and then compare that to other communications and determine if that person wrote it.

It’s that report that defense attorneys — Randy Fallin for Barbara Potter and Cameron Hyder for Jenelle Potter — haven’t even seen yet, much less attempted to find an expert to review, that has the case in a quandary.
“It puts us in a bad spot,” Fallin told the judge.

Hyder said the defense has focused on a computer forensic expert who is looking at nearly 500 gigabytes of email data and trying to trace it to IP addresses. That would show from what computer the email originated.

“We have no idea how long it would take a linguistic expert to review,” or how long it would take to locate one, Hyder said. State prosecutors found their expert in Maryland, he said. Forensic linguistics is apparently an emerging field and there are few experts on the subject.

Attorney Casey Sears, who represents Curd, told Blackwood the linguistic report has no connection to his client, and Sears wants to go forward with the January trial. Sears said he will file a written motion to sever his client’s case from the Potter women.

Assistant District Attorney Dennis Brooks cautioned against that move, telling Blackwood that while the linguistic evidence does not apply to Curd, the other evidence would be repeated if there were two trials.

“If we tried Mr. Curd (alone) we are going over a lot of the same evidence as with the Potter ladies,” Brooks said. “To sever these defendants would be laborious for the court.”

For now, the January trial date stands, but Blackwood set a Dec. 9 hearing to determine the status of the issue. He will also hear a motion for a new trial in Marvin Potter’s case that day.

Curd, Barbara Potter and Jenelle Potter are all jailed while the case is pending. (FUENTE: JOHNSON CITY PRESS).

viernes, 7 de noviembre de 2014

Estadísticas de hurtos en comercios.

España se sitúa en la segunda posición en el ranking europeo por número de hurtos, sólo por detrás de Finlandia, y ocupa el quinto puesto a nivel mundial, según los datos del Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2013-2014 elaborado por The Smart Club, con la colaboración de Checkpoint System. 

El estudio desvela que los productos con mayor índice de hurto son aquellos de más valor y que presenta mayores facilidades de camuflaje y de reventa, como es el caso de los complementos de moda, las joyas, el calzado, herramientas electrónicas, teléfonos móviles, vinos y licores, productos de maquillaje y cremas faciales. Además, el perfil de hurtador suele ser un hombre de entre 18 y 35 años, con ingresos bajos y que habitualmente se dedica a robar para conseguir ingresos extra.

El índice de pérdida desconocida en España equivale al 1,36% de las ventas del sector minorista y asciende a 2.574 millones de euros, un 2,6% menos que los datos registrados en el estudio el pasado año. A pesar de ello, y según datos del Ministerio del Interior, los hurtos han aumentado hasta en un 3,1%, llegando a las 188.278 denuncias. Además, el coste que supone para los hogares españoles el robo de productos llega a los 259 euros.

Las causas de estas pérdidas en España han tendido a diversificarse. Según el barómetro, el hurto externo sigue siendo el principal motivo de las pérdidas (30,9%), pero su incidencia en España disminuye en comparación con la media europea, que se sitúa en el 38,6%, y se reduce respecto al año pasado, cuando representaba el 50% de las pérdidas.

También se contrae el hurto interno perpetrado por los trabajadores (del 27% al 23,5% sobre las pérdidas), pero, en cambio, aumenta “muy significativamente” el fraude de proveedores, que pasa del 5% al 20,6%. También se incrementan los errores administrativos y factores no relacionados con la delincuencia, al pasar del 18% del año pasado al 25%.

“La fuerte inversión de los minoristas españoles en reducir el hurto tanto interno como externo se ha hecho notar con fuerza en los resultados del estudio. Sin embargo, el barómetro ha detectado que en España se puede seguir mejorando sobre los errores administrativos mediante procesos internos en las empresas”, señaló el vicepresidente de ventas de Checkpoint Systems en Europa, Oriente Medio y África, Mariano Tudela.

Más en Navidad

El estudio muestra también que la Navidad es la época en la que más hurtos se producen, según el 63% de las empresas de Europa consultadas. La gran afluencia de transeúntes, los clientes que tienen que comprar regalos, las tiendas repletas de existencias y el personal temporal son las principales causas de este fenómeno.

Durante la presentación del barómetro, Tudela hizo hincapié en las medidas de seguridad para seguir evitando los robos como el etiquetado en origen, un dispositivo electrónico insertado dentro del producto que localiza en cada momento la posición del artículo, así como la sensibilización y el fomento de la libre exposición de los productos para facilitar su venta. De hecho, el 64% de los comercios españoles prevén ampliar el etiquetado en origen.

A nivel mundial, el coste de la pérdida desconocida en términos globales del sector ha descendido del 1,36% al 1,29%, lo que representa 96.768 millones de euros, que equivale aproximadamente a una décima parte de la deuda pública actual de España. Esta disminución es atribuible, según el estudio, a una creciente focalización en los métodos de prevención de la pérdida y a la discreta mejora económica a nivel mundial y especialmente en Norteamérica.

México se sitúa como el país con más incidencia de robos, con un 1,70% de pérdida desconocida, seguido de China y Estados Unidos. Japón y Reino Unido, con el 0,97% en ambos casos, y Noruega, con el 0,83%, son la cara opuesta, con los menores índices de pérdidas por hurtos. Por zonas, Europa (1,13%) presenta el menor índice de pérdida desconocida, mientras que en Norteamérica (1,48%) la incidencia de esta problemática es mayor.

En el estudio han participado 24 países y se ha aumentado el número de ‘retails’ que han participado para estudiar mejor el efecto económico del hurto y la disponibilidad del mercado. (FUENTE: REPÚBLICA.COM).

lunes, 3 de noviembre de 2014

¿Por qué la mujer puede estar a varias conversaciones a la vez y el hombre no?.




Antes de nada conviene definir dos variedades lingüísticas:

La primera es el sexolecto o "conjunto de particularidades del habla propias del hombre o de la mujer"; de esta forma cabe distinguir entre el sexolecto masculino y el sexolecto femenino, el primero se caracteriza por su agresividad en tanto que el de las féminas es más calmado. 

La segunda es el cronolecto o "dialecto empleado por un grupo de individuos perteneciente a la misma generación y residentes en una zona geográfica determinada".

Los sexolectos están marcados por los roles que durante siglos han ocupado los hombres y las mujeres. Mientras los varones se dedicaban a aportar el sustento económico de la familia durante las épocas de paz y a luchar en el campo de batalla durante las guerras, la mujer se encargaba del hogar y de cuidar de la numerosa prole. Si tenemos en cuenta que bajo el mismo techo convivían varias generaciones (abuelos, padres, hijos, nietos), debemos convenir que también coexistían varios cronolectos.

Mi teoría es que la mujer puede escuchar e intervenir en varias conversaciones a la vez porque su secular rol antes comentado, la obligó a ejercer de bisagra entre el resto de familiares y sus respectivos cronolectos, convirtiéndose en una suerte de traductora en su particular "Torre de Babel" doméstica. Otra cuestión es el tema de las conversaciones pero tranquilas chicas, que lo de desollar a congéneres no es patrimonio exclusivo de vuestro sexo.





miércoles, 29 de octubre de 2014

El origen de los curiosos nombres con los que se denominan las operaciones policiales.

Gürtel, Malaya, Pokemon, Púnica. ¿Por qué la Guardia Civil ha elegido ese nombre para bautizar la macrorredada contra una red de corrupción en la que ha detenido a medio centenar de personas en Madrid, León, Murcia y Valencia.

Hubo quien especuló con la idea de que el nombre tenía alguna relación con las guerras entre griegos y cartagineses, y los arrestos registrados en Cartagena. Pero no. Es una referencia velada al apellido del exconsejero de Madrid y exsecretario general del PP en esa comunidad Francisco Granados, quien estuvo en el origen de las pesquisas al encontrarse una cuenta a su nombre en Suiza con 1,5 millones de euros.

El nombre científico del granado, el árbol frutal que da las granadas, es "punica granatum". Con ese juego de palabras, los agentes encargados de la investigación hicieron su particular homenaje al principal implicado de la trama, estrecho colaborador durante años de Esperanza Aguirre. 

Los policías que destapan escándalos de este tipo después de largas semanas de trabajo tirando de los hilos de la madeja son, habitualmente, quienes les adjudican la palabra clave con la que son bautizadas estas operaciones. Los nombres que les ponen suelen estar relacionados de una u otra forma -en ocasiones, por los pelos- con alguno de los principales implicados o con algún detalle de las investigaciones. 

La primera denominación data de la década de los 90 del pasado siglo, en plena lucha contra los cárteles de la droga en Galicia, Fue la  'operación Nécora'. Los padres de la criatura la llamaron así por una razón tan simple como que ese crustáceo es uno de los más apreciados en esa comunidad. 

Yogui

El oso que alcanzó la fama por robar cestas de comida a los visitantes del parque Yellowstone en la serie de dibujos animados poco tiene que ver, a priori, con los sobrecostes en las obras del AVE Barcelona-Madrid, adjudicada por 6.882 millones de euros y que al final salió por un importe de 8.996 millones. La operación se conoce así porque uno de los detenidos, Jaime G. L., gerente de Infraestructuras de Adif cuando se adjudicaron las obras, recibió supuestamente por parte de la constructora Corsán un regalo en forma de viaje de placer a Colorado (EE UU) a cambio de haber contribuido a engordar la factura del proyecto, según la Fiscalía Anticorrupción. Durante su estancia, visitó algunas pistas de esquí y también parques naturales. ¿El de Yellowstone entre ellos? No porque este se encuentra en el estado de Wyoming, pero la broma hizo fortuna entre los policías asignados a la operación, que empezaron a llamar 'Yogui' al encausado.

Gürtel

Red de corrupción política vinculada al PP. Gürtel significa cinturón en alemán. El presunto jefe de la trama investigada se llama Francisco Correa. Asociación de palabras.

Emperador

El golpe más contundente propinado a las mafias chinas fuera de Asia. Ocurrió en Madrid. Tomó ese nombre por el apodo que usaba el cabecilla del entramado, el empresario y mecenas chino Gao Ping. Se barajó que blanqueaba entre 200 y 300 millones de euros al año. En la operación también fueron arrestado el actor porno Nacho Vidal y el concejal socialista en Fuenlabrada, José Borrás. Gao Ping fue descubierto por el 'soplo' de un compatriota, que denunció las irregularidades fiscales y laborales en el polígono Cobo Calleja de ese municipio madrileño. 

Malaya

Corrupción urbanística en torno al Ayuntamiento de Marbella durante época de Jesús Gil y sus sucesores. Este original nombre quería hacer referencia a la tortura, a la que se emplea gota a gota contra el cráneo del preso. Con ese método se conseguía la confesión de los más resistentes; es decir, a los que son como rocas. Justo es el apellido de uno de los principales implicados, Juan Antonio Roca.

Puzzle

La Policía tuvo que investigar en 2007 el asesinato de un hombre colombiano que apareció descuartizado y cuyos restos fueron desperdigados como las piezas de un puzzle por varios lugares de Madrid, sobre todo en una zona boscosa.

Pokemon

Trama de corrupción en Galicia consistente en la caza de contratas municipales mediante sobornos y amaños de los procesos de corrupción. El gran número de sospechosos -empresarios, políticos de diversos partidos…- y los motes de algunos de ellos llevaron a los policías a vincular el caso con el famoso videojuego, trufado de curiosos personajes.

Abanico

Operación en la que fue detenido un miembro del grupo musical Locomía, famoso en los 80 por sus coreografías, en las que exhibía grandes abanicos. Fue arrestado junto a otra persona por la introducción, distribución y venta de un peligroso producto conocido como 'poppers' (empleados ilícitamente con fines recreativos por sus supuestas propiedades estimulantes psicológicas y sexuales), así como éxtasis y viagra falsificada.

martes, 14 de octubre de 2014

El perfil del delincuente en España: varón, español y de 35 años.

El extendido tópico que vincula a los inmigrantes con la delincuencia en una proporción muy superior a los españoles ni es cierto ni tiene como sustento ningún dato oficial. La realidad va por otro lado. El perfil de los condenados por la comisión de un delito nada tiene que ver con el que han dibujado, en trazos tan gruesos como inexactos, los recelos de una parte de la población hacia las personas procedentes de otros países. 

El retrato-robot verdadero es el de un varón, nacido en España, de 35 años de edad y sobre el que pesa una pena por atentar contra la seguridad vial. Es decir, por una conducta negligente al volante, ya sea por conducir con una tasa de alcohol muy superior a la media o bajo los efectos de las drogas, rebasar ampliamente la velocidad máxima o causas similares. Así se desprende del Registro Censal de Penados de 2013, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, que acumula las sentencias dictadas contra 219.776 ciudadanos adultos. Esa cifra supone un descenso del 0,6% respecto al año anterior.

De entrada, lo que está más claro es que la delincuencia es machista. Sin paliativos. Aunque los hombres no llegan a la mitad de la población -son el 49,1% de los empadronados en España-, los hechos demuestran que delinquen mucho más que las mujeres. La diferencia es más que considerable: 88,5% frente al 11,5%. Sin embargo, resulta llamativo que el volumen de mujeres condenadas casi se ha duplicado desde 2007 -han pasado de 13.778 a 25.180-, mientras que el de los varones acumula dos ejercicios a la baja y se sitúa en 194.596.

Otro dato que rompe tópicos: no hay que fiarse de las apariencias y equiparar delincuente a joven violento y malencarado. No es extraño que los delincuentes peinen canas. Su edad media es de 35,7 años, pero el grupo más numeroso está compuesto por personas de entre 41 y 50 años. A ese tramo corresponde el 19,8% de los varones y el 18,6% de las mujeres. Eso sí: al margen de la edad que carguen sobre sus espaldas, la inmensa mayoría escarmienta a la primera o no tiene más oportunidades para vulnerar las leyes. El 82,6% cometió un único delito. 

El mapa

¿De qué son culpables los condenados en España? El 36,8%, de delitos de tráfico, seguidos de lesiones (12,3%) y robos (11,1%).

El 75% de los penados son españoles, ocho décimas más que el año anterior. Los extranjeros son, por tanto, el 25% restante, una cifra que dobla con holgura su peso entre la población. La tasa de condenados por cada 1.000 habitantes de los inmigrantes (13,7) triplica la de los nacionales (4,8), una circunstancia que, previsiblemente, puede alentar algunos discursos xenófobos. 

El mapa delictivo español es esclarecedor. La mayor proporción de penados -28,3 por cada mil habitantes- corresponde a Ceuta, seguida de Melilla (20,8); los dos territorios, muy por encima de la media española (5,7). En el extremo opuesto figuran Aragón (4,4), Castilla y León (4,5) y País Vasco (4,7). En Euskadi se registraron 8.511 penados el pasado ejercicio.

La comisión de un delito no implica imperativamente el ingreso en prisión. Tan solo un cuarto de las penas conllevaron el camino a la cárcel para sus autores; en la mayoría de los casos, por robos, tirones y atracos. (FUENTE: EL CORREO).

viernes, 10 de octubre de 2014

Olivos centenarios traídos desde la Península siembran Ibiza y Formentera de culebras.

En tiempos de Aníbal, Ibiza era conocida en todo el Mediterráneo como la isla de Bes, una despelotada y barbuda deidad destructora de serpientes. En la isla se han encontrado monedas del periodo púnico estampadas en la ceca ibicenca del conocido como "dios serpenticida". Pero aquel viejo poder de amparo desplegado por Bes ha quedado engullido por la modernidad y el dinero. Por primera vez en la historia reciente, Ibiza y Formentera están plagadas de serpientes para alarma y asombro de sus siempre plácidos moradores.

De las 63 islas con más de 75 kilómetros cuadrados del Mediterráneo, solo las Pitiusas (Ibiza y Formentera) resistían a la colonización de los ofidios. Puro pasado. "El primer ejemplar de gran tamaño, casi dos metros, fue avistado en junio de 2008. Desde entonces, las llamadas al ayuntamiento son bastante habituales, sobre todo, particulares que se las encuentran en el campo. La media es de un aviso cada cuatro días, de abril a septiembre, que es cuando las serpientes están activas. Son especies extrañas en la isla y no queremos que proliferen", apunta Samuel Parra, portavoz del ayuntamiento de Santa Eulària des Riu, un concejo turístico y marinero al nordeste de Ibiza.

Un informe de la Asociación Herpetológica Española reconoce que fue en 2003 cuando los biólogos detectaron por vez primera la presencia de serpientes peninsulares en Ibiza (un año más tarde, también en Mallorca). Las tres especies más comunes entonces eran la culebra bastarda (1,1 metros de media), la culebra de escalera (72 cms. de media) y la culebra de herradura (89 cms. de media), aunque se estima que la primera estaría hoy casi extinta. Los especialistas hablan de más de un millar de ejemplares diseminados por las islas.
Una lagartija autóctona.
Una lagartija autóctona.
Asimismo se han localizado en Ibiza culebrillas de las macetas, culebras ciegas, lagartos ocelados "y ofidios sin identificar llegados en contenedor procedentes de China", apunta la Asociación Herpetológica Española en su informe. "Se detectan porque los payeses las encuentran en sus fincas, los naturalistas las ven en el campo y son atropelladas por los coches en las carreteras de las islas", precisa el presidente de la asociación Juan Manuel Pleguezuelos. "Su presencia en Ibiza es algo malo sin paliativos. La fauna local ha evolucionado sin ofidios, no están acostumbrados y no poseen mecanismos de defensa. Estos depredadores pueden esquilmar la fauna insular en poco tiempo", alerta Pleguezuelos.
Dormidas en los olivos

Aunque se trata de culebras inofensivas y no peligrosas para el hombre (carecen de veneno aunque su mordedura puede llegar a ser muy dolorosa), los ibicencos han cerrado filas al descubrir que las serpientes invasoras podrían acabar en pocos años con las lagartijas ('Podarcis pityusensis'), el tótem local, omnipresente en las Pitiusas y símbolo estampado en camisetas, bolsos y menorquinas. Ya hay precedentes. El ferreret (o sapillo balear) se extinguió en Menorca y en la Sierra del Levant y el Plà mallorquín tras la llegada a las islas de la culebra viperina.

Según el trabajo de los herpetólogos, las serpientes habrían arribado a las islas en los recovecos y plantones de olivos centenarios importados sin "barreras legales ni físicas" desde la Península para adornar las villas y urbanizaciones de lujo. Los ejemplares llegados desde Córdoba, Sevilla, Jaén y Valencia, arrancados y transportados durante los meses más fríos del año, escondían en su interior ofidios en estado de hibernación. El informe señala que los viveros localizados cerca de Sant Llorenç y Santa Eulària se han comportado "como núcleos de radiación de las especies invasoras". Se estima que a las Pitiusas han llegado 1.500 olivos de gran porte y otros 2.500 de porte mediano.

En la Península habitan tres tipos de víboras cuya picadura es venenosa: la víbora áspid (pirenaica), la víbora de Seoane (que coloniza la Cordillera Cantábrica) y la víbora hocicuda, que campa por el resto del país. «El mayor peligro es que llegue a las islas un ejemplar venenoso», explica el herpetólogo Enrique Ayllón. Y, aunque las víboras prefieren zonas rocosas, existe la posibilidad de que una escoja para hibernar las raíces de un olivo centenario destinado a las islas.

La Asociación Herpetológica Española trabaja ya junto al Consell Insular en la "eliminación" de ofidios capturados mediante trampeo y que son remitidos al Centro de Recepción de Fauna Exótica de las Islas Baleares. También propone que los plantones llegados desde la Península sean examinados por perros entrenados en localizar serpientes. Los municipios ibicencos más afectados son Sant Josep, Sant Antoni y Santa Eulària des Riu, donde los agentes municipales han recibido formación para manejar las serpientes. En Formentera se localizan en La Mola. Con Bes la seña de identidad de las Pitiusas era la ausencia de culebras. Hoy, las serpientes han desembarcado en el paraíso.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Los criminólogos invisibles o tenemos los delincuentes que merecemos.


SOBRE LA SITUACIÓN DE LA CRIMINOLOGÍA EN ESPAÑA.


"¿Se puede rehabilitar a un pederasta? Es la pregunta que se hacen hoy muchos españoles. Ante casos como el del presunto pederasta de Ciudad Lineal, cabe preguntarse si de verdad hemos hecho todo lo posible por rehabilitar a estos sujetos y minimizar las probabilidades de que reincidan. 

Mientras suenan ecos de cadena perpetua revisable, castración química y vigilancia de delincuentes potencialmente peligrosos, los criminólogos observamos atónitos un triste panorama en el que no tenemos ni voz ni voto, y al que no podemos aportar datos rigurosos provenientes de investigaciones científicas porque no existen salidas profesionales para nuestro colectivo; esto impide que podamos conocer el alcance real del problema, así como servir de apoyo a ámbitos como el judicial o el penitenciario.

Los tratamientos para violadores seriales existentes en prisión ni siquiera son obligatorios, de modo que, tal y como apuntaba Lacassagne, “tenemos los delincuentes que merecemos”. Mientras tanto, seguimos luchando por hacernos oir y por poder responder a las cuestiones que tanto preocupan a los ciudadanos, con la esperanza de que nuestros dirigentes demuestren cordura y tomen medidas para que los criminólogos dejemos de ser invisibles.”




lunes, 22 de septiembre de 2014

Sistema Osusu para el blanqueo de capitales.

Dos mujeres nigerianas denunciaron a la Policía el calvario que estaban viviendo en la Playa de Palma ya que bajo constantes agresiones y amenazas, debían hacer frente a elevados pagos. Los agentes de la Brigada de Extranjería detuvieron a las dos cabecillas de la trama por los presuntos delitos de apropiación indebida, falta de lesiones, blanqueo de capitales, falsedad documental, usurpación de estado civil e infracción de la Ley de Extranjería.

Las dos líderes utilizaban el vudú y la violencia para mantener a las víctimas bajo permanente coacción. Todas debían hacer frente a numerosos pagos de 300 euros semanales a través del sistema denominado Osusu. Este método, importado a Europa por organizaciones de delincuentes nigerianos, consiste en la recaudación de importantes sumas de dinero en varios pagos semanales. El montante global lo utilizaban todos los componentes del grupo en un plazo de tiempo concreto.

A través de este sistema, los integrantes evitaban las comisiones y las posibles penalizaciones bancarias con las que se cargaba a sus compatriotas. Cuando querían recuperar su dinero, todos los interesados debían abonar un 20% a los creadores del Osusu. Este método facilitaba el blanqueo de dinero máxime cuando la mayoría de estas sumas habían sido acumuladas mediante robos a turistas en la Playa de Palma.

A raíz de la denuncia interpuesta por dos víctimas de la organización, agentes de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) del Cuerpo Nacional de Policía iniciaron una investigación para tratar de determinar el paradero de las controladoras. No escatimaban métodos violentos para eliminar cualquier atisbo de residencia entre las víctimas.

Las dos detenidas encabezaban el Osusu. También empadronaban en su domicilio a ciudadanos extranjeros a los que cobraban por este trámite una cantidad de entre 200 y 500 euros, para posteriormente poder regularizar su situación en España.

Con toda esta información recabada, los agentes de la UCRIF realizaron un minucioso registro en la vivienda de las dos extorsionadoras. Allí les intervinieron 880 euros, diez libras esterlinas, 11 teléfonos móviles, dos ordenadores portátiles, dos tabletas informáticos y una cámara de fotos; así mismo, los investigadores hallaron en el domicilio numerosos utensilios para hacer vudú, incluida una gallina decapitada, aún con vida, usada en este ritual. (FUENTE: DIARIO DE MALLORCA).

viernes, 5 de septiembre de 2014

Cuatro de cada diez jóvenes aceptan la pena de muerte para delitos muy graves.

El 38,7% de los jóvenes de entre 15 y 24 años justifica que se aplique la pena de muerte a personas que cometan delitos “muy graves” y otro 17,8% está de acuerdo, aunque con matices, según el informe Jóvenes y Valores Sociales del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud. 

 La consideración de la pena de muerte como medida adecuada para esos casos ha ganado valoración entre los jóvenes en comparación con un estudio similar de 2006, ya que entonces obtenía una puntuación de 4,18 y ahora es de 5,05, donde 1 significa rechazarla totalmente y 10 aceptarla sin reparos. 

Entre otros datos, basados en el resultado de un millar de encuestas, el 66,4% defiende la libertad “total” para abortar y otro 14,9 % se muestra partidario en menor grado. 

Seis de cada diez defienden ampliamente la eutanasia, pero el 66,5% rechaza claramente el suicidio; y el 66,1% ve bien la adopción de hijos por homosexuales. Aparte, más de la mitad (56,8%) confía poco en el sistema parlamentario, que obtiene una puntuación de 3,91, algo más que los partidos (3,07). 

Crítica a instituciones 

“Es claramente crítica la confianza de los jóvenes en las instituciones. El sistema de justicia, los sindicatos, la patronal, el Parlamento, el sistema financiero, las instituciones religiosas y los partidos políticos suscitan escasa confianza”, constatan las conclusiones. 

No obstante, una mayoría amplia de los encuestados (70%) está de acuerdo con que haya “gobiernos fuertes que garanticen orden y autoridad” y el 86% valora vivir en entornos “completamente seguros”, según explicó en la presentación el director técnico de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Eusebio Megías. Lo más valorado son el sistema educativo (6,22 puntos), ONG (6,17) y formas y medios de información en internet (6,05). 

El 27% cree que los inmigrantes hacen del país un lugar peor y más inseguro. El 5,5% entiende que se contrate a los extranjeros en peores condiciones laborales por su procedencia y el 8,7% no lo ve del todo mal. Sobre este punto, el director general de FAD, Ignacio Calderón, cree que la crisis trae una sensación de inseguridad personal mayor, lo que tiene “efectos defensivos” y la búsqueda de “orden”. Las respuestas señalan que el 12% acepta maltratar a un detenido para conseguir información y un 13,9% se lo plantea. El 6,1% justifica enfrentarse violentamente con la policía y el 10,8% no lo descartaría. 

Preguntados por asuntos laborales, el 63,5 % quiere tener un trabajo “como sea”, pero el 56 % rechaza irse al extranjero. Más de la mitad acepta que se consigan discos, películas o videojegos pirateados. 

Los jóvenes dan más importancia a conocer personas de confianza, buenas relaciones familiares, ganar dinero, éxito laboral, sexualidad satisfactoria y formación cultural y profesional, que valoran con una media superior a 8 puntos sobre 10. 

Por debajo de los cinco puntos, sólo aparecen la política y la religión como lo menos valorado, aunque ha subido el interés por estas cuestiones respecto de 2006. Aumenta ampliamente el rechazo a los recortes sociales principalmente en sanidad, enseñanza, promoción del empleo de calidad y ayuda a los pobres, y bajan los sujetos que no reducirían los presupuestos para mujeres maltratadas, drogadictos, dependencia o cooperación. (FUENTE: EFE).

viernes, 15 de agosto de 2014

Un eurodiputado británico recomienda aprender las dotes oratorias de Hitler...

...Y a mí me parece muy bien ya que Hitler fue uno de los mejores oradores del siglo pasado. Si no ¿cómo se explica su arrollador ascenso y el masivo seguimiento de sus proclamas?.

Su facilidad para atraer y convencer a los oyentes era fantástica, empleando las tres fases de un discurso (ethos, logos y pathos) con pasmosa brillantez. Cosa diferente es aplaudir su contenido, algo que no voy a hacer por convencimiento personal.

Como decía, un discurso se divide en tres partes: ethos, logos y pathos. Vamos a ver en qué consiste cada una de ellas:

ETHOS: Es la base del discurso ya que establece el vínculo entre el orador y los oyentes; sirve para enganchar, para preparar el terreno, por lo que el orador hace referencia a aquellos hechos, recuerdos o pensamientos compartidos con los oyentes. 


LOGOS: Es la que entraña más dificultad y esfuerzo de las tres ya que en esta segunda fase el orador tratará de convencer a la audiencia desarrollando y potenciando sus propios argumentos en detrimento de los ajenos, los cuales tratará de destruir.  Si alguna idea es débil o difícil de defender, el orador procurará pasar de puntillas sobre ella prefiriendo decir que el resultado "es inferior a cinco" antes que asegurar, si no es capaz de hacerlo, que "dos y dos suman cuatro".

PATHOS: Supone el colofón del discurso y se emplea para generar emociones: alegría, pena, excitación, patriotismo,... Sin levantar emociones el orador solo alcanzará la indiferencia.

En resumen, una idea descabellada puede imponerse a un colectivo mediante un brillante discurso que interprete correctamente las tres fases que lo componen; por contra, un mensaje positivo puede caer en el olvido si el discurso no consigue llamar la atención del público. Tenemos que distinguir claramente entre el éxito de un discurso y su contenido, con el que estaremos o no de acuerdo.


jueves, 24 de julio de 2014

Falsificación de firmas en el Caso Aneri sobre fraude en cursos de teleformación no realizados.

La Unidad adscrita de Policía Judicial que investiga el caso Aneri concluye en su informe que la trama desarticulada «estaba perfectamente organizada» para defraudar a las arcas públicas de la Comunidad de Madrid «recibiendo subvenciones por cursos de teleformación, los cuales figuran realizados por 8.480 alumnos ficticios». 

Para ello, el entramado dirigido por el empresario cordobés José Luis Aneri creó asociaciones a nombres de terceras personas, algunas veces sin su permiso, diseñó un programa informático para evitar los controles del Gobierno regional e incluso falsificó firmas de presidentes de asociaciones para abrir cuentas bancarias. 

Según los informes de los investigadores, la red diseñó una «telaraña familiar de empresas encargadas de impartir los cursos de teleformación, y así evitar los posibles controles» que hiciera la Administración autonómica. Ellos mismos, según la Policía Judicial, eran los encargados de solicitar los cursos subvencionados en nombre de las asociaciones.

La investigación detalla que Alfonso Tezanos, uno de los imputados en la causa, figura como presidente de las asociaciones Agisem, Ceicam, Cei Autónomos y Fedecam, a las que le fueron concedidos cursos de teleformación subvencionados en el año 2012. La trama, además, creó la asociación Centro Cívico Comercial Sur, de la que es presidente la madre de Víctor Porta, otro de los imputados. Igualmente, Tezanos, según la Policía, creó la asociación Apacom poniendo como presidente a Pedro Pérez Gómez «sin que éste lo supiera». 

De acuerdo a los informes policiales, los investigados eran los encargados de impartir los cursos fraudulentos subvencionados por la Comunidad, a través de sus empresas, «obteniendo» con ello «ingentes cantidades de dinero» público.
Para dar de alta en la plataforma a los alumnos ficticios, subraya la Policía, «han tenido que contar» con la colaboración de trabajadores de sus empresas, «los cuales es posible que desconozcan que los alumnos eran ficticios».

Asimismo, la Policía señala que los investigados diseñaron un programa informático (Plataforma)para simular a falsos alumnos realizando cursos de teleformación con el fin de evitar sospechas ante una posible comprobación de la Comunidad de Madrid. 

La Policía también cree que la organización de Aneri abrió cuentas bancarias a nombre de las asociaciones «tras falsificar la firma de los presidentes». Los investigadores llegan a esta conclusión porque «son varios los presidentes que dicen que no habían abierto cuentas bancarias para la asociación que representan, lo que unido a los sellos intervenidos por esta unidad, confirman dichas sospechas», explica la Policía. Esos sellos requisados corresponden a los utilizados por la Consejería de Empleo para formalizar los documentos en su registro y estaban en poder de los detenidos.

Dar salida al dinero

Para dar salida a las «ingentes» cantidades de dinero que recibían, la trama de Aneri utilizaba un entramado de empresas controladas por ellos, como Pinturas y Tarimas Vilmar S.L. o Formación, Innovación y Proyectos. Según los investigadores, los fraudes se cometían «con un alto grado de profesionalidad» dado el importante número de empresas mercantiles, plataformas de cursos y cuentas bancarias de la red. De acuerdo a la Policía, los integrantes de la trama «se repartían las tareas». Alfonso Tezanos, Víctor Porta, José Luis Aneri y Joaquín Aneri serían los encargados de solicitar las subvenciones de los falsos cursos y justificarlos ante la Comunidad con alumnos falsos, «repartiéndose entre todos ellos las subvenciones recibidas», de acuerdo a los informes de los investigadores. 

La finalidad de la red, según la Policía, era captar las subvenciones de la Comunidad de Madrid con el objetivo de obtener «un gran beneficio económico, importándoles poco las repercusiones de las que puedan ser responsables».

Para poder hacerlo, concluye la Policía, «han tenido que falsificar muchos documentos oficiales, los cuales han presentado posteriormente a la Comunidad para obtener las subvenciones».

En otro de los informes, se señala que Alfonso Tezanos recibió desde la cuenta de Sinergia Empresarial Avanzada SL, «entidad en la que su hija Angela figura como socia», una transferencia de 194.268,37 euros. Desde la cuenta de Pinturas y Tarimas Vicmar SL, «en la que su mujer», M. S. G., figura como socia, habría recibido 47.409,47 euros. 

Igualmente, consta que el imputado recibió una transferencia de 227.445 euros procedente de Sinergia Empresarial Avanzada SL a través de «sociedades en la que ha intervenido o ha tenido participación», como Star Pymes, en la que aparece como socio junto a Porta, o Pymes y Desarrollo SL, de la que él es apoderado mientras Porta es el administrador. 

Además, precisan los informes policiales, existió un traspaso de 48.735 euros desde Sinergia a Fedecam, la asociación de la que era presidente Tezanos. De acuerdo a los investigadores, el imputado no acreditó la causa de la recepción de dichas cantidades. 

Todos los implicados en la trama están libres acusados de utilizar una red empresarial en la que familiares hacían las veces de socios para blanquear grandes cantidades de dinero. (FUENTE: EL MUNDO).

viernes, 18 de julio de 2014

Los errores de la justicia en España y su coste económico.

El Karrat Ez Zitouni recibió el año pasado 650.000 euros del Estado. No fue ni una ayuda ni una subvención. Se trataba de una indemnización que intentaba compensar por la vía económica el calvario, los daños morales y de todo tipo, que ha sufrido durante 8 años y 11 meses por un mayúsculo error de la Justicia española. Ese es el tiempo que este ciudadno marroquí residente en El Ejido (Almería) ha pasado en la cárcel por la violación a una mujer en 2001 que él no cometió. Un juez le envió a prisión con la única prueba del testimonio de la víctima, que en 2006 se retractó y admitió que había mentido al señalar a un falso culpable. Por ello fue condenada en 2009 a una pena de tres años y una multa.

Sin embargo, mientras todo eso ocurría y pese a las evidencias, Ez Zitouni seguía recluido. No fue hasta marzo de 2010 cuando el Tribunal Supremo anuló la sentencia que le mantenía entre rejas. Ya había cumplido dos tercios de la condena inicial. Reclamó a la Justicia por medio de sus abogados y recibió los 650.000 euros para subsanar el infierno que habían pasado él, su mujer y sus tres hijos, de "corta edad" cuando sucedieron los hechos.

Ésta es una de las reclamaciones a la Administración de la Justicia resueltas a favor del afectado por funcionamiento anormal en 2013, un año en el que el Estado gastó 3,78 millones de euros por pifias en los tribunales, según un informe del Consejo General del Poder Judicial. Esa cifra, aunque abultada, es inferior a los 4,77 millones desembolsados en el ejercicio precedente.

¿Qué supone un funcionamiento anormal de la Administración de Justicia? Un individuo puede reclamar ante los órganos competentes en varios supuestos. Uno de ellos es el error judicial, pero hay más. Los retrasos indebidos, la suspensión de una vista, el extravío de pruebas y documentos, la detención indebida y la prisión preventiva mal aplicada son otros de los motivos por los que puede iniciar el trámite.

El 'caso Ricardi'

En 2013 se pusieron en marcha 678 expedientes de responsabilidad patrimonial con cargo a la Administración, un número casi parecido al del año anterior (684). Y en el mismo periodo se resolvieron 679, que no tienen por qué ser los mismos que se abrieron, sino que puede incluir alguno pendiente de ejercicios anteriores. Este número es ligeramente inferior al de 2012, pero la diferencia resulta insuficiente para explicar por sí mismo por qué se ha reducido en un millón de euros el pago de indemnizaciones.

Es decir, no solo se desembolsó menos dinero en ese concepto porque se resolvieron menos casos, es de suponer que también influye la cuantía de cada una. No es lo mismo pagar a un afectado por la suspensión de una vista que a una persona a la que se ha enviado a la cárcel siendo inocente. Y de esta última naturaleza, la del error judicial -tal y como lo llama la ley-, ha habido casos muy sonados, además de el de Ez Zitouni. Por ejemplo, el de Rafael Ricardi, cuyo fallecimiento a principios de mes volvió a recordar la terrible situación por la que pasó.

Este hombre estuvo trece años en la cárcel acusado de haber cometido dos violaciones. Luego, se probó que él no fue el autor y salió de prisión en 2008. Había pasado 4.630 días entre rejas. El Estado le indemnizó con un millón de euros en 2010, después de que sus abogados presentaran un recurso para elevar la cifra de 550.600 euros con la que le habían compensado en un primer momento. Su letrada dice que nunca superó las secuelas psicológicas.

Los "infrecuentes" errores judiciales

¿Qué es exactamente un error judicial? Se trataría de una situación en la que "se acredita una respuesta improcedente" por parte del juez y que de ella "se deriva perjuicio alguno", señalan fuentes jurídicas. Pero hay que dar testimonio fehaciente de esa respuesta. En 2013 se dieron trámite a 92 nuevos casos de este tipo -el año anterior fueron 30 menos-, pero solo hubo tres indemnizaciones. En el ejercicio anterior fueron siete.

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, Pablo Llarena, asegura que los errores judiciales son "infrecuentes". "Los jueces resuelven con corrección, perfección y responsabilidad", subraya. De hecho, explica que la Justicia española goza de muy buen reputación más allá de nuestras fronteras: "Nuestro nivel de calidad es reconocido". En su opinión, la cantidad de errores tiene más que ver con el manejo de miles de asuntos que con mala praxis.

No todas las personas que reciben una compensación de la Justicia han pasado por situaciones tan límites. De hecho, en 2013 se triplicaron los expedientes estimados por lo que el Consejo del Poder Judicial llama "dilaciones indebidas". Se trata de retrasos en los procesos judiciales. Hubo 72 casos que se admitieron a trámite.Ahora bien, "no todos" pueden prosperar. Los ordinarios, por ejemplo, "no dan derecho a la indemnización", puntualiza Llarena. Es decir, que cuando la lentitud de la Justicia tiene que ver con "sobrecarga o densidad" no hay nada que hacer. Se tiene que apreciar una "paralización no justificada" para que la queja reciba el aval de los órganos competentes.

Cada situación requiere de que se cumplan unos criterios. Por eso, no todos las reclamaciones que se presentan son admitidas a trámite. En 2013, se desestimaron 7 de cada diez. La cifra es alta, pero menor a la del ejercicio anterior. Entonces, solo se admitieron el 13,8%. Para presentar una solicitud hay que seguir un procedimiento judicial, pero antes hay que tener en cuenta qué hechos son indemnizables y que el daño que se alegue debe ser efectivo y evaluable. Así lo dicta la regulación. 

Cómo reclamar

Se llama reclamación de responsabilidad patrimonial del Estado y debe dirigirse al Ministerio de Justicia. Se tramita siguiendo un procedimiento recogido en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre. Lo primero es contar con una decisión judicial que expresamente reconozca el error;  si no es así, hay que solicitar la declaración de error judicial ante el Tribunal Supremo en un plazo de tres meses a partir del día en que el que pudo ejercitarse. Un vez reconocido el error, se podrá solicitar la indemnización en el plazo máximo de un año. (FUENTE: EL CORREO).

jueves, 17 de julio de 2014

La avispa asesina asiática vuelve a atacar en Asturias.




Un inesperado susto. Eso es lo que se llevó Felipe Carrera, un vecino de Nueva de Llanes (Asturias) cuando un enjambre de avispas le atacó mientras desarrollaba labores de desbroce en las inmediaciones del cementerio, dejándole varias picaduras en diversas partes del cuerpo. Este barrendero de 56 años se acercó a la zona del camposanto para adecentar las márgenes del camino de acceso. Alrededor de las 10.30 horas, al llegar a un punto de la cuneta con su máquina desbrozadora comenzó el ataque. «No me dio tiempo a reaccionar. Empezaron a salir del suelo muchísimas avispas y a picarme. Tiré la máquina al suelo y comencé a rascarme porque de inmediato sentí un picor muy intenso», explicó.

Los picotazos que, según contó, «no fueron muy numerosos, en comparación con la cantidad de avispas que aparecieron», estuvieron localizados sobre todo en las manos, los pies y el cuello. El picor se fue convirtiendo en un fuerte dolor en algunos puntos concretos del cuerpo y, además, Carrera sintió muchos mareos. Tantos que decidió, en un primer momento, sentarse en el suelo. «Como tenía el coche allí cerca, traté de llegar hasta él, pero de camino me di cuenta de que no estaba en condiciones de conducir ni siquiera», relató. Fue entonces cuando llamó por teléfono a su mujer para que enviase a alguien a recogerlo, avisándola de que en ese instante incluso «estaba perdiendo hasta la vista».

Antes de llegar el auxilio, Felipe Carrera reconoció el vehículo de una vecina, que se encontraba dentro del cementerio, a la que llamó pidiendo ayuda. Ella fue quien lo trasladó al centro de salud. Una vez atendido, el afectado explicaba que la médico le confesó que «si llego a ser alérgico al veneno de las avispas, es posible que no lo hubiese contado». «Según me explicaron, con la picadura de estas avispas se te paraliza hasta el corazón en algunos casos».
Permaneció casi tres horas y media en el ambulatorio donde se le suministraron antídotos, otros medicamentos y suero. Posteriormente pudo irse a casa por su propio pie, aunque bastante débil aún. «Me mandaron que descansara y que bebiese mucho líquido durante todo el día», detalló. A última hora del día únicamente contaba ya con algo de hinchazón en una de sus manos. Como barrendero, y pasando por trabajo largas horas al aire libre, no es la primera vez que recibe alguna picadura de avispa. «Todos los veranos me pica alguna, pero nunca sentí nada parecido a lo que me provocaron éstas», manifestó.

Dos víctimas en una semana.

Todo parece indicar que se trataba de la temida vespa velutina, conocida también como 'avispón asiático' o 'avispa asesina', una especie invasora que está sembrado el pánico entre la población asturiana. El pasado viernes, en la localidad parraguesa de Bodes, un hombre de 89 años fue atacado por «cientos de avispas» que salieron de la tierra tras haber escarbado un poco el perro que le acompañaba. Arsenio Díaz Escandón no pudo superar la reacción alérgica que le provocaron las incontables picaduras y falleció en el Hospital de Cabueñes. Antes que él, en la playa de Rodiles, fallecía el miércoles otro varón, de 55 años, tras ser picado por, al menos, dos avispas. (FUENTE: EL CORREO).

miércoles, 16 de julio de 2014

Diesel planta cara a la falsificación.

La falsificación y venta de productos bajo etiqueta falsa se ha convertido en uno de los peores enemigos de una industria sustentada sobre principios como la exclusividad, la creatividad, la artesanía o la calidad. Un mercado mundial que abarca desde bolsos, relojes o zapatos hasta ropa interior o cualquier tipo de prenda, y que amenaza y desprestigia no solo al sector del lujo, también a sus compradores, al que Diesel ha decidido plantar cara. 

La firma italiana acaba de presentar una demanda en la Corte de Distrito de Estados Unidos contra 83 sitios web a los que acusa de cybersquatting -según la a Ley de Protección al Consumidor, se considera bajo esta denominación el registro, tráfico o utilización del nombre de un dominio con un intento de mala fe de obtener beneficios de una marca comercial que pertenece a otra persona- y venta de productos falsificados con etiqueta similar a la de Diesel.

"El uso ilegal de las marcas Diesel para vender productos falsificados a través de varios sitios web de venta al por menor en el mundo hace daño a nuestros clientes que creen que están comprando un producto de calidad Diesel", explicó el fundador y presidente de la firma, Renzo Rosso. "Además, estos sitios web dañan la reputación y buena voluntad de la marca, obstaculizando el reconocimiento de los auténticos productos Diesel de calidad y artesanía".

Diesel, que acusa a estos 83 sitios web de "haber creado la falsa impresión de que están autorizados a vender productos genuinos de la marca Diesel", se ha convertido en una de las firmas más activas en la lucha con la falsificación. Según datos ofrecidos por la firma, en el 2013 los funcionarios de aduanas chinos confiscaron más de 70.000 productos falsificados bajo el nombre de Diesel a su salida del país. Pero el continente asiático no es el único lugar en el que la marca italiana centra su lucha. En el mismo periodo, las aduanas europeas retuvieron otros 35.000 artículos, una cifra que solo en el primer semestre de 2014 ya ha alcanzado las 15.000 piezas.

Además, consciente de que el negocio de la falsificación ha encontrado en la red su mejor aliado, Diesel ha desarrollado en el 2014 un programa de protección online de su marca, que, por el momento se ha saldado con el cierre de más de 120 sitios infractores, 1.000 vendedores bloqueados y aproximadamente 400.000 prendas falsas retiradas de este mercado ilícito.
(FUENTE: EL MUNDO).

martes, 15 de julio de 2014

Bandas juveniles, redes sociales y ayuno por Ramadán, mezcla peligrosa en Marruecos.


El pánico al fenómeno violento del Tcharmile, las bandas juveniles marroquíes que se asemejan a las maras de Centroamérica, que se propagó mediáticamente este pasado abril sobre todo en Casablanca, se ha exacerbado ahora en varias ciudades del país con el tramdina o malestar que a muchos les provoca el ayuno durante el Ramadán. Los ataques mortales con armas blancas, sobre todo machetes de carnicero, se han reproducido en los primeros días del mes sagrado musulmán en Tánger, Fez, Temara y en algunos barrios de Casablanca, la capital económica y mayor ciudad de Marruecos. Y la inseguridad creada por esas pandillas de jóvenes procedentes de guetos urbanos y marginales es un fenómeno que no se puede permitir un régimen, como el de Rabat, con vocación de querer controlarlo todo.


El primer ataque registrado del Tcharmile se produjo en marzo pasado en una peluquería de moda del barrio de Maârif, en Casablanca. Tres chicos entraron con sus espadas afiladas en el establecimiento y sembraron el caos. Las clientas huyeron despavoridas. Luego se reprodujeron en los siguientes días y semanas más asaltos, con la misma estética de sables, y algunos asesinatos. Se generó una extraña sensación de miedo y los medios de comunicación le pusieron etiqueta a las bandas con múltiples reportajes: había nacido el fenómeno del Tcharmile. Un término, ahora maldito, procedente de un dialecto marroquí que alude al adobo de especies y hierbas con que se condimenta la carne, que se utiliza también para definir a los espadachines y sus peinados afilados.

Las bandas juveniles, además, instauraron una peligrosa forma de contagio al publicitar sus embestidas en las redes sociales para airear y presumir de sus conquistas. Crearon una exitosa página en Facebook y allí volcaron fotos de los botines (joyas, relojes caros) de sus acciones y, sobre todo, imágenes de sus cabezas rapadas en parte y con peinados encrespados, las cazadoras y deportivas de marca y sus intimidadores cuchillos en todas las posiciones posibles. El héroe de referencia era Tony Montana, el macarra que encarna Al Pacino en Scarface.

Alarmadas, las autoridades policiales del país pusieron en marcha un plan para atajar el problema de cuajo. El rey Mohamed VI, además, había visitado esos días casualmente Casablanca y ordenó una rápida actuación policial. La respuesta fue expeditiva. El director de la policía de Casablanca, Abdelá Said, admitió que existía un grave problema de orden público y se afanó en la tarea. Tanto que, al capturar a los delincuentes, algunos policías les obligaban a rasurarse la cabeza. Se produjeron en solo un fin de semana 691 detenciones por posesión de armas blancas. Interpol exigió a Facebook el cierre de la página que mostraba a las bandas juveniles.

El primer ataque con espadas se registró en marzo en una peluquería.

Parecía ser un asunto zanjado, pero la moda del Tcharmile parece que no había pasado del todo. Ha renacido ahora con las primeras jornadas del Ramadán en varios episodios muy sangrientos. En el estreno del mes del ayuno, un joven le amputó la mano a un vendedor de legumbres del mercado de Derb Ghallef, en la capital económica del país. Poco después, en Tánger, la policía contabilizó 30 heridos en diferentes choques. Dos jóvenes se batieron justo antes de la llamada al rezo de la tarde. Uno murió y otro quedó en estado crítico, ingresado en el hospital Mohamed V. En la misma ciudad del Estrecho, un padre y sus tres hijos lucharon contra dos vecinos del mismo barrio y resultaron heridos con cortes graves.

En ese comienzo del Ramadán, en Temara, cerca de Rabat, un individuo agarró a otro y le rebanó la garganta con un arma blanca. Justo también una hora antes de la ruptura del ayuno. En el tercer día del mes sagrado un taxista fue apuñalado en Casablanca por un cliente; en Fez, mientras, una decena de chicos acorralaron y pegaron salvajemente al cobrador de un autobús por no querer pagar el billete. Finalmente, un carnicero fue acuchillado para robarle los 50.000 dirhams (4.460 euros) de la caja del día.

Esta semana, una joven fue raptada y violada por tres jóvenes que la secuestraron en su coche precisamente cuando había acabado en la mezquita la oración. Fue en el Maârif, en pleno centro de Casablanca, una gran urbe que se ha extendido brutalmente tras la implantación de muchas empresas y que cuenta con más de siete millones de personas en sus distintas barriadas. El Maârif parece un lugar tranquilo, occidentalizado, poco transitado de día a causa del Ramadán. Sus calles acogen sedes de firmas y tiendas internacionales. “Los chicos que llevan mala vida, que no quieren trabajar, vienen por aquí, con sus motos y coches, roban y se marchan rápido a sus barrios”, resume en un cruce de calles Hussein.

Los grupos airean sus conquistas y presumen de sus robos en Internet.

Algunas zonas de Casablanca parecen proceder de mundos distintos. La riqueza y el trabajo no están bien repartidos, y casi todas las calles parecen tener serios problemas con las recogidas de basuras. No es el caso del Maârif. El perímetro bajo sospecha del que proceden los chicos de las bandas estaría en algunos callejones cercanos a la Medina, el del inglés y el de los italianos. Allí huele a mercado marroquí bajo el agobiante calor. No hay tcharmiles a la vista. Pero sí hay discusiones a grandes voces.

Algunos expertos marroquíes relacionan la reciente explosión de violencia con otro fenómeno: la cólera del ayuno, el incontrolable mal humor y la agresividad que genera en ciertas personas no poder comer ni fumar durante largas horas. El Tcharmile se mezcla con la irritabilidad del tramdina, en un periodo en el que suelen aumentar las discusiones y los conflictos.

El psiquiatra Yussef Mohi lo ha teorizado así: “Durante el Ramadán se produce un cambio en el ritmo de la vida. El ser humano está hecho para trabajar durante el día y dormir durante la noche. Ahora, además de que en verano los días son largos, se duerme muy poco, apenas tres horas”. El país se para durante el Ramadán. Se registra poca actividad y no se celebran, de hecho, ni citas ni reuniones entre el amanecer y la puesta de sol. En teoría, porque es el mes sagrado del rezo, la oración, la solidaridad y los buenos deseos de tolerancia. Pero a otros el ayuno les altera su mecanismo neurotransmisor, el estado de ánimo y les libera aún más agresividad. (FUENTE: EL PAÍS).